martes, 22 de noviembre de 2016

Un gran número de galaxias enanas descubiertas en el Universo temprano

El masivo cúmulo de galaxias Abell 1689 crea un fuerte efecto gravitatorio sobre galaxias más antiguas que se hallan por detrás y que se observan como arcos de luz. Crédito: NASA, ESA, B. Siana, y A. Alavi.
Un equipo de investigadores, dirigido por astrónomos de la Universidad de California en Riverside, ha descubierto por vez primera una gran población de galaxias enanas lejanas que podrían revelar detalles importantes sobre un periodo productivo de formación de estrellas en el universo hace miles de millones de años.

Aunque son las galaxias más diminutas y pequeñas del Universo, las galaxias enanas se piensa que jugaron un papel importante durante la era de la reionización transformando el universo temprano oscuro, neutro y opaco en uno que es brillante, ionizado y transparente. A pesar de su importancia, las galaxias enanas lejanas son esquivas porque son extremadamente débiles y están fuera del alcance de los mejores telescopios. Esto significa que la imagen actual del universo temprano no es completa.


Sin embargo, existe un modo de superar esa limitación. Tal como predice la teoría de la relatividad general de Einstein, un objeto masivo como una galaxia situada en la línea visual hacia otro objeto más alejado puede actuar como una lente natural, intensificando la luz que procede de la fuente lejana. Este fenómeno, conocido como lente gravitatoria, hace que el objeto lejano parezca más brillante y grande. Por tanto, estos telescopios naturales nos permiten descubrir galaxias enanas lejanas no vistas.

Para comprobarlo, en 2014 un equipo de investigadores observó un cúmulo de galaxias que produce un efecto de lente gravitatoria y tuvieron una primera señal de la presencia de una gran población de galaxias enanas lejanas. Ahora, han utilizado la cámara WFC3 del telescopio espacial para tomar imágenes profundas de tres cúmulos de galaxias. Y han encontrado una gran población de galaxias enanas lejanas de cuando el universo tenía entre 2 mil millones y 6 mil millones de años de edad. Esta época cósmica es crítica puesto que se trata de la más productiva en formación de estrellas del Universo.

El estudio demuestra que este tipo de galaxias fue mucho más abundante en aquellos tiempos tempranos, siendo mucho más numerosas que las galaxias brillantes. Y a pesar de su poco brillo, estas galaxias enanas producen más de la mitad de la luz ultravioleta de esta era, ionizando el gas de hidrógeno neutro que predominaba en el universo hasta entonces (proceso conocido como reionización del Universo).http://observatori.uv.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada