sábado, 20 de diciembre de 2014

Líneas bonitas de luz

Esta imagen fue tomada por la astronauta de la ESA Samantha Cristoforetti desde la Estación Espacial Internacional. Ella comentó: "He olvidado donde tomé esta foto.Las líneas bonitas muy distintas de  luz les parecen familiares a alguien ?  "

Los astronautas pueden establecer sus cámaras para tomar fotografías de forma automática, mientras trabajan en experimentos, por lo que no siempre se conocen las fotos - y los programas de ordenador no pueden ayudar.

estallido de la gran mancha solar AR2242

La Gran mancha solar AR2242 estalló el Sábado, 20 de diciembre a las doce y veintisiete UT, produciendo una intensa llamarada solar clase X1.8 . El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA capturó destellos ultravioleta extremos  de la explosión.

Un monstruoso agujero negro escondido en una pequeña galaxia

Astrónomos han encontrado con el satélite de rayos X XMM-Newton de la ESA un agujero negro masivo en una pequeña galaxia enana, pese a no haber indicios del mismo en observaciones ópticas.
La galaxia, una enana irregular llamada J1329 + 3234, es una de las galaxias más pequeñas que contienen evidencias de un agujero negro masivo.
Situada a más de 200 millones de años-luz de distancia, la galaxia es similar en tamaño a la Pequeña Nube de Magallanes, una de nuestras galaxias vecinas más cercanas, y contiene unos pocos cientos de millones de estrellas.
En 2013, un equipo internacional de astrónomos estaba intrigado por descubrir firmas infrarrojas de un agujero negro en acreción en J1329 + 3234, cuando estudiaron la Encuesta de infrarrojos del Explorador de Campo Amplio WISE.

Altas concentraciones de CO2 sobre el hemisferio sur visibles desde el espacio

Los primeros mapas globales de CO2 atmosférico de la nueva misión OCO-2 de la NASA revelan concentraciones elevadas en todo el hemisferio sur por la quema de biomasa durante la primavera.
En una conferencia en la reunión de la Unión Geofísica Americana en San Francisco, científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA; la Universidad del Estado de Colorado (CSU), y el Instituto de Tecnología de Pasadena, presentaron los mapas de dióxido de carbono y un fenómeno relacionado conocido como fluorescencia de la clorofila inducida por el sol y expuso sus posibles implicaciones.
Un mapa global comprendido entre el 1 de octubre hasta el 17 de noviembre muestra concentraciones de dióxido de carbono elevadas en la atmósfera sobre el norte de Australia, África del sur y el este de Brasil.

El paso de una estrella puede lanzar un bombardeo de cometas contra la Tierra

Un equipo de investigadores del Instituto Max Planck de Astronomía en Heilderberg ha calculado, por primera vez, el efecto que tendría el paso de una estrella errante en las cercanías del Sistema Solar y las posibles consecuencias para la Tierra. Unas consecuencias, por cierto, nada halagüeñas, ya que el astro podría desestabilizar el delicado equilibrio de la Nube de Oort y lanzar una auténtica lluvia de cometas contra nuestro planeta. El estudio se ha publicado recientemente en arXiv.org.

El bombardeo, sin embargo, no es inminente, aunque podría producirse durante el próximo cuarto de millón de años. Por ahora, la estrella más cercana a la Tierra es Próxima Centauri, una enana roja que se encuentra a unos 4 años luz de distancia. Pero todas las estrellas de la galaxia están en continuo movimiento, y en el futuro es más que probable que alguna de ellas se encuentre mucho más cerca de nuestro Sol.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Descubierto el origen de las auroras de latitudes altas

La cara nocturna de la magnetosfera terrestre forma una magnetocola estructurada, que consiste en una capa de plasma a bajas latitudes que se encuentra atrapada entre dos regiones llamadas lóbulos de la magnetocola. Los lóbulos son regiones en las que las líneas del campo magnético de la Tierra están conectadas directamente con el campo manético transportado por el viento solar. Se observan diferentes poblaciones de plasma en estas regiones -el plasma en los lóbulos está muy frío, mientras que la capa de plasma es más energética. Crédito: ESA/NASA/SOHO/LASCO/EIT .
Las auroras son la manifestación más visible del efecto del Sol sobre la Tierra, pero muchos aspectos de estas espectaculares manifestaciones son todavía poco comprendidos. Gracias a los satélites Cluster de ESA e Image de NASA, que han trabajado juntos, un tipo particular de auroras de muy alta latitud ha sido ahora explicado.

Aunque separados unos 150 millones de kilómetros, el Sol y la Tierra están conectados por el viento solar. Este flujo de plasma - partículas atómicas con carga eléctrica - es lanzado por el Sol y viaja a través del Sistema Solar, transportando con él su campo magnético. Dependiendo de cómo este "campo magnético interplanetario" esté alineado con el campo magnético de la Tierra cuando llega, los resultados pueden ser diferentes.

Chandra 'pesa' el cúmulo de galaxias más masivo del Universo lejano

El cúmulo XDCP J0044.0-2033, apodado el "Gioiello", formado sólo 3300 millones de años después del Big Bang, es el más masivo encontrado en una época tan temprana del Universo, pesando  400 billones de veces la masa del Sol. Crédito: rayos X: NASA/CXC/INAF/P.Tozzi, et al; Optico: NAOJ/Subaru y ESO/VLT; Infrarrojo: ESA/Herschel
Empleando el observatorio de rayos X Chandra de NASA, los astrónomos han determinado por primera vez la masa y otras propiedades de un cúmulo de galaxias joven y lejano.

El estudio de Chandra muestra que el cúmulo de galaxias, observado a una edad relativamente joven de 800 millones de años, es el cúmulo conocido más masivo con esta edad o más joven. Debido a que se trata de las mayores estructuras conocidas que están ligadas gravitacionalmente, los cúmulos de galaxias son ejemplos cruciales de cómo ha evolucionado el Universo con el tiempo.

¿Por qué no hemos encontrado más vida en el cosmos?

Recreación artística de una explosión de rayos gamma. Aunque poco frecuentes, la extrema violencia y alcance de estos estallidos podría haber acabado con la mayor parte de las formas de vida en el cosmos.   Crédito: NASA/Swift/Mary Pat Hrybyk-Keith y John Jones
La Vía Láctea contiene unos 200.000 millones de estrellas, y, según varias estimaciones, un número no menor de planetas. Tales cifras suelen interpretarse como una indicación de que nuestra galaxia debería dar cobijo a todo tipo de formas de vida, muchas de ellas inteligentes y tal vez incluso tecnificadas. Pero ¿ocurre realmente así? Tal vez no.

En un artículo publicado hace unos días en Physical Review Letters, Tsvi Piran, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, y Raúl Jiménez, de la Universidad de Barcelona, sugieren que la vida en el cosmos podría ser un fenómeno mucho menos común de lo que se pensaba. La razón se debería a un posible mecanismo de extinción masiva subestimado hasta ahora: las explosiones de rayos gamma, uno de los fenómenos más violentos del universo conocido.

jueves, 18 de diciembre de 2014

El Observatorio de Dinámica Solar ve una llamarada solar de nivel medio

El sol emitió una llamarada solar de nivel medio, con un pico a las 11:50 pm horas del este el 16 de diciembre de 2014.

El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA, que mira al sol constantemente, capturó una imagen del evento. Las llamaradas solares son explosiones de gran alcance de  radiación. Las radiaciones nocivas de una llamarada no puede pasar a través de la atmósfera de la Tierra para afectar físicamente los seres humanos sobre el terreno, sin embargo - cuando son lo suficientemente intensas - pueden perturbar la atmósfera en la capa donde viajan las señales de GPS y las comunicaciones.

La ESA sigue buscando a Philae tras cinco semanas de letargo

Cinco semanas después de que la nave Philae aterrizase de forma accidentada en el cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko, la Agencia Espacial Europea no ha podido averiguar dónde se encuentra.
La sonda aterrizó descentrada el 12 de noviembre. Saber dónde se encuentra ahora Philae es crucial para entender si suficiente luz solar alcanzará sus paneles solares para recargar y despertar el módulo de aterrizaje latente. El ángulo de la luz del sol va a cambiar en los próximos meses a medida que el cometa se acerca al Sol
Jean-Pierre Bibring, un científico planetario del Instituto de Astrofísica Espacial en Orsay, y jefe científico de la sonda, confía en que Philae despertará en algún momento entre febrero y abril, explicó durante su intervención en la reunión de la Unión Geofísica Americana (AGU) en San Francisco.
Una serie de imágenes de alta resolución en descarga esta semana desde la nave Rosetta en órbita del cometa finalmente pueden ser capace de determinar la ubicación de Philae.
La cámara OSIRIS buscó a Philae el 24 de noviembre y de nuevo el 6 de diciembre. Se peinó un área de 350 metros por 50 metros en el borde de un cráter donde se cree que Philae detenrse tras rebotar varias veces en la superficie.

La nave Kepler, halla una 'Super-Tierra'

La nave espacial Kepler de la NASA puso fin a su vida laboral en mayo de 2013. Sin embargo, expertos del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica (CfA) han denunciado que el informe que hablaba de su mal funcionamiento era "muy exagerado". La evidencia llega con el descubrimiento de una nueva super-Tierra a partir de datos recogidos durante la 'segunda vida' de Kepler.
"Como un ave fénix que renace de las cenizas, Kepler ha renacido y sigue haciendo descubrimientos. Aún mejor, el planeta está preparado para que se le realicen estudios de seguimiento", ha explicado el autor principal Andrew Vanderburg.

Estrellas dentro de cúmulos de edad mediana tienen edades similares, sorprendiendo a los astrónomos teóricos

NGC 1615, un cúmulo de estrellas de edad mediana situado en la Gran Nube de Magallanes, contiene estrellas que tienen una edad más uniforme de lo que se pensaba anteriormente. Crédito: NASA/ESA Hubble Space Telescope/Fabian RRRR. 
Una mirada detenida del cielo nocturno revela que a las estrellas no les gusta estar solas: por el contrario, se reúnen en cúmulos, en algunos casos conteniendo incluso varios millones de estrellas. Hasta hace poco, los más viejos de estos poblados cúmulos estelares se consideraban bien conocidos. Se pensba que las estrellas de cada grupo que se habían formado en momento diferentes, a lo largo de periodos de más de 300 millones de años. Sin embargo, una nueva investigación publicada electrónicamente en la revista Nature sugiere que la formación de las estrellas en estos cúmulos es más compleja.

Empleando datos del telescopio espacial Hubble, un equipo de astrónomos del Instituto Kavli de Astronomía y Astrofísica (KIAA) de la Universidad de Peking y de los Observatorios Astronómicos de la Academia China de Ciencias de Beijing, ha descubierto que, al menos en grandes cúmulos de edad mediana todas las estrellas parecen tener la misma edad.

Un estudio sugiere que la Tierra antigua produjo su propia agua, geológicamente

Este diagrama de la tectónica de placas del Byrd Polar and Climate Research Center muestra cómo la circulación en el manto suministra rocas nuevas a la corteza por las cordilleras que hay en medio de los océanos. La nueva investigación sugiere que esa circulación del manto también aporta agua a los océanos. Crédito:  Byrd Polar and Climate Research Center.
Un nuevo estudio ha contribuido a responder a una antigua pregunta que recientemente ha adquirido protagonismo en las ciencias de la Tierra: ¿pudo nuestro planeta crear su propia agua a través de procesos geológicos, o nos llegó el agua por medio de cometas helados procedentes de lejanas regiones del Sistema Solar?

La respuesta probablemente es sí a las dos opciones, según investigadores de The Ohio State University, y la misma cantidad de agua que llena actualmente el océano Pacífico podría estar enterrada en el interior de nuestro planeta ahora mismo.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Las estrellas azules calientes de Messier 47

Esta espectacular imagen del cúmulo estelar Messier 47 fue tomada con la cámara Wide Field Imager, instalada en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en el Observatorio La Silla de ESO (Chile). Este joven cúmulo abierto está dominado por un puñado de brillantes estrellas azules, pero, en contraste, también contiene algunas estrellas gigantes rojas.

Messier 47 está situado, aproximadamente, a 1.600 años luz de la Tierra, en la constelación de Puppis (la popa de la nave mitológica Argo). Fue observada por primera vez antes de 1664 por el astrónomo italiano Giovanni Battista Hodierna, y más tarde descubierta por Charles Messier, quien, al parecer, no tenía conocimiento de la observación previa llevada a cabo por Hodierna.

Aunque es brillante y fácil de ver, Messier 47 es un cúmulo abierto con una población muy poco densa. Solo unas 50 estrellas son visibles en una región de aproximadamente 12 años luz, en comparación con otros objetos similares que pueden contener miles de estrellas.

Messier 47 no siempre ha sido tan fácil de identificar. De hecho, durante años se consideró “perdida”, ya que Messier había registrado las coordenadas incorrectamente. La agrupación fue redescubierta más tarde y se le asignó otra catalogación — NGC 2422. La naturaleza del error de Messier y la conclusión de que Messier 47 y NGC 2422 eran el mismo objeto, no llegó hasta 1959 de la mano del astrónomo canadiense T. F. Morris.

Venus Express se dirige tranquilamente hacia la oscuridad

Ilustración de Venus Express durante la maniobra de aerofrenado en la cual la nave redujo la altura de su órbita hasta una altitud de 130-135 km, entre el 18 de junio y el 11 de julio. Crédito: ESA–C. Carreau
Venus Express de ESA ha finalizado su misión de ocho años después de exceder con mucho su tiempo de vida previsto. La nave espacial agotó su combustible en un serie de encendidos de los motores para elevar su órbita después de la maniobra de aerofrenado a baja altitud que realizó a mediados de este año.

Entre mayo y junio de 2014, el punto más bajo de la órbita fue reduciéndose gradualmente hasta unos 130-135 km, llevándose a cabo la parte principal de la campaña de aerofrenado entre el 18 de junio y el 11 de julio.

Después de este mes zambulléndose y saliendo de la atmósfera a bajas altitudes, el punto más bajo de la órbita fue subido de nuevo por medio de una serie de 15 encendidos breves de los motores, de modo que el 26 de julio estaba de nuevo en los 460 km, proporcionándole un periodo orbital de poco más de 22 horas.

La misión continuó en una fase reducida de ciencia, mientras el máximo acercamiento de la nave a Venus decrecía de nuevo naturalmente bajo la fuerza de la gravedad del planeta.

Datos de Messenger sugieren recurrente Lluvia de meteoros en Mercurio

Mercurio parece estar sufriendo una lluvia de meteoros recurrente, quizás cuando su órbita cruza la estela de escombros dejada por el cometa Encke (ilustración artística). Crédito:  NASA's Goddard Space Flight Center.
El planeta más cercano al Sol parece estar siendo golpeado por una lluvia de meteoros periódica, posiblemente asociada con un cometa que produce episodios múltiples anualmente en la Tierra.

Las pistas que apuntan a la lluvia en Mercurio fueron descubiertas en el halo muy delgado de gases que forma la exosfera del planeta, y que está siendo estudiada por la nave MErcury Surface, Space ENvironment, GEochemistry, and Ranging (MESSENGER) de NASA.

"El posible descubrimiento de una lluvia de meteoros en Mercurio es realmente excitante y especialmente importante porque el ambiente de plasma y polvo alrededor de Mercurio está relativamente inexplorado", comenta Rosemary Killen, científico planetario de NASA.

Rover de NASA descubre una antigua y activa química orgánica en Marte

La primera detección definitiva de compuestos orgánicos marcianos en material de la superficie de Marte ha llegado a través del análisis de una muestra de polvo tomada por el robot Curiosity de NASA en esta roca limolita, apodada "Cumberland". Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS.
El rover Curiosity de NASA ha medido un pico de diez veces en metano (un compuesto químico orgánico) en la atmósfera a su alrededor, y ha detectado otras moléculas orgánicas en una muestra de polvo de roca recogida por la perforadora del laboratorio robótico.

"Este incremento temporal en el metano - subida brusca y bajada de nuevo - nos indica que debe de haber una fuente relativamente localizada" comenta Sushil Atreya, de la Universidad de Michigan, miembro del equipo científico del rover Curiosity. "Hay muchas fuentes posibles, biológicas y no biológicas, como la interacción de agua y roca".

martes, 16 de diciembre de 2014

Voyager: el "tsunami" persiste en el espacio interestelar

Esta ilustración artística muestra la nave espacial Voyager de NASA frente a un tapiz de estrellas. Crédito: NASA/JPL-Caltech.
El "tsunami" que la nave espacial Voyager 1 de NASA empezó a percibir a principios de este año todavía se está propagando hacia afuera, según resultados nuevos. Es la onda de choque de más larga duración que los investigadores han observado en el espacio interestelar.

"La mayoría de personas habrían creído que el medio interestelar sería suave y tranquilo. Pero estas ondas de choque parecen ser más comunes de lo que pensábamos", afirma Don Gurnett, profesor de física de la Universidad de Iowa.

Un "tsunami" se produce cuando el Sol emite materia de la corona, expulsando una nube magnética de plasma desde su superficie. Esto genera una onda de presión. Cuando la onda alcanza el plasma interestelar - las partículas con carga eléctrica que se encuentran en el espacio libre entre estrellas - se produce una onda de choque que perturba el plasma.

"El tsunami hace que el gas ionizado que hay allí resuene - 'cante' o vibre como una campana", comenta Ed Stone, científico de proyecto de la misión Voyager.

La misión Fermi ayuda a profundizar en los rayos gamma de las tormentas

En esta fotografía, tomada en mayo de 2008 mientras el telescopio espacial de rayos gamma Fermi era preparado para su lanzamiento, están marcados los detectores del monitor de estallidos de rayos gamma. Este monitor consiste en un conjunto de 14 cristales detectores diseñados para captar estallidos de rayos gamma de baja energía como los TGF. Crédito: NASA/Jim Grossmann.
Cada día las tormentas producen por todo el mundo miles de estallidos rápidos de rayos gamma, que se cuenta entre la radiación de mayor energía que se produce de forma natural en la Tierra. Combinando registros de episodios observados por el telescopio espacial de rayos gamma Fermi con datos de radares en tierra y detectores de relámpagos, los científicos han completado el análisis más detallado de los tipos de tormentas involucrados.

"Hemos descubierto que cualquier tormenta puede producir rayos gamma, incluso aquéllas que parecen ser tan débiles que un meteorólogo ni se fijaría en ellas" afirma Themis Chronis, director del estudio.

Los estallidos, llamados destellos de rayos gamma terrestres (TGF de sus siglas en inglés) fueron descubiertos en 1992 por el observatorio de rayos gamma Compton de NASA, que funcionó hasta 2000. Los TGF se producen inesperadamente, con duraciones de menos de una milésima de segundo, y siguen siendo muy poco conocidos.

¿Creó el Big Bang un universo 'espejo' que se mueve en oposición al conocido?

Un grupo de científicos británicos y canadienses defienden que el Big Bang no fue el principio del Universo y que el hombre podría estar viviendo en el pasado de un universo paralelo. Esta teoría, que ha sido publicada en 'Physical Review Letters', dice que en el momento del 'gran estallido' se formaron dos universos, como un espejo, que se mueven en direcciones opuestas a través del tiempo.
El trabajo ha sido desarrollado por los investigadores Julian Barbour (College Farm del Reino Unido), Tim Koslowski (Universidad de New Brunswick de Canadá) y Flavio Mercati (Instituto Perimeter de Física Teórica de Canadá).
Su intención es responder a las preguntas que quedan sin contestar en la teoría de la 'flecha del tiempo', formulada en 1927, que es el concepto de que el tiempo es "simétrico" y todo se mueve hacia adelante. Así, la evolución del Universo sería como un cubito de hielo que se derrite en un vaso de agua, o lo que en termodinámica se conoce como entropía.

El satélite Planck dibuja el campo magnético en el plano de la Vía Láctea

Esta imagen visualiza datos del satélite Planck de la ESA sobre la interacción entre el polvo interestelar en la Vía Láctea y la estructura del campo magnético de nuestra galaxia.
Entre 2009 y 2013, Planck escaneó el cielo para detectar la luz más antigua en la historia del Universo: el fondo cósmico de microondas. También detectó una emisión significativa en primer plano a partir de material difuso en nuestra galaxia que, aunque representa una molestia para los estudios cosmológicos, es extremadamente importante para el estudio del nacimiento de las estrellas y otros fenómenos en la Vía Láctea.
Entre las fuentes de primer plano en las longitudes de onda sondeadas por Planck figura el polvo cósmico, un componente menor pero crucial del medio interestelar que impregna la galaxia. Principalmente gas, es la materia prima para la formación de estrellas.

lunes, 15 de diciembre de 2014

La NASA desvela el proceso por el que Marte pierde su atmósfera

Los primeros descubrimientos del orbitador de Marte MAVEN de la NASA, están empezando a revelar las características clave de la pérdida de la atmósfera del planeta a través del tiempo.
Los hallazgos se encuentran entre los primeros retornos de
la Mars Atmosphere and Volatile Evolution, que inició su fase científica en noviembre 16. Las observaciones revelan un nuevo proceso por el cual el viento solar puede penetrar profundamente en una atmósfera planetaria.
También se han recibido las primeras mediciones completas de la composición de la atmósfera superior de Marte y la ionosfera con carga eléctrica. Los resultados también ofrecen una visión sin precedentes de los iones a medida que adquieren la energía que va a conducir a su escape de la atmósfera, informa la NASA.

Fragmentos nucleares podrían ayudar a descubrir los orígenes de los planetas que alberguen vida

de University of Surrey

Por primera vez, un equipo de investigadores de la Universidad de Surrey, el centro RIKEN Nishina de Japón y la Universidad de Beihang ha conseguido observar los isótopos de ciertos elementos químicos formados cuando una estrella explota. Los isótopos de estos elementos (samario y gadolinio) son trazadores sensibles del modo en que una estrella explota, y pueden por tanto ayudar a comprender el origen de los elementos pesados que son necesarios para mantener la vida en el Universo.