martes, 22 de noviembre de 2016

Un círculo estelar de la vida

Combinación de las imágenes en rayos X y radio de Cygnus X-3, una binaria de rayos X en la que un objeto compacto está robando material a una estrella masiva compañera. Junto a la binaria se encuentra "Pequeña Amiga", una densa nube de gas clasificada como glóbulo de Bok. Se trata del primero descubierto en rayos X y el más lejano conocido. Crédito: rayos X de NASA/CXC/SAO/M.McCollough et al; radio de ASIAA/SAO/SMA.
Un nuevo retrato del observatorio Chandra de rayos X y del SMA (Submillimeter Array, SMA) capta una instantánea del ciclo de vida estelar. Una nube que está dando a luz estrellas se ha observado que refleja rayos X de Cygnus X-3, una fuente de rayos producida por un sistema en el que una estrella masiva está siendo comida lentamente por su compañera, una estrella de neutrones o un agujero negro. Este descubrimiento proporciona un nuevo modo de estudio de cómo se forman las estrellas.


En 2003, los astrónomos utilizaron la alta resolución de visión en rayos X de Chandra para encontrar una misteriosa fuente de emisión de rayos X situada muy cerca de Cygnus X-3. La separación entre estas dos fuentes en el cielo es el equivalente al grosor de un penique a una distancia de 253 metros. En 2013 los astrónomos anunciaron que la nueva fuente es una nube de gas y polvo. En términos astronómicos, se trata de una nube bastante pequeña, de solo 0.7 años-luz de diámetro. Los astrónomos se dieron cuenta de que esta nube estaba actuando como un espejo, reflejando algunos de los rayos X generados por Cygnus X-3 hacia la Tierra.

"Llamamos a este objeto la 'Pequeña Amiga' porque se trata de una fuente débil de rayos X próxima a una fuente muy brillante que muestra variaciones en rayos X similares", comenta Michael McCollough (Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, CfA). Las observaciones de Chandra de 2013 sugerían que Pequeña Amiga tiene una masa de entre 2 y 24 veces la masa del Sol. Esto sugería que se trataba de un "glóbulo de Bok", una pequeña nube densa donde estrellas bebé pueden nacer. Sin embargo, eran necesarias más pruebas.

Para determinar la naturaleza de Pequeña Amiga los astrónomos emplearon el SMA, un conjunto de ocho radiotelescopios instalados en la cima del Mauna Kea en Hawái. SMA encontró moléculas de monóxido de carbono, una pista importante de que Pequeña Amiga es realmente un glóbulo de Bok. Además los datos de SMA revelan la presencia de un chorro o flujo de material dentro de Pequeña Amiga, una indicación de que ha empezado a formarse una estrella en su interior. A una distancia de casi 20 000 años-luz de la Tierra, la Pequeña Amiga es el glóbulo de Bok más lejano que se ha visto.http://observatori.uv.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada