viernes, 18 de noviembre de 2016

Los brillantes estallidos en radio permiten estudiar la materia escondida del Universo

La intensidad del FRB 150807 a diferentes frecuencias de radio o colores - el rojo corresponde a frecuencias menores y el azul a frecuencias más altas. El eje X es tiempo. La estructura fina en el estallido es debida a parpadeo (los rayos interfieren constructiva y destructivamente de manera diferente a distintas frecuencias). Este patrón proporciona información acerca de la turbulencia del plasma que hay en dirección al estallido. Crédito: V. Ravi/Caltech.
Los estallidos rápidos en radio (FRB de sus iniciales en inglés) son misteriosos destellos de ondas de radio que tienen su origen fuera de nuestra galaxia la Vía Láctea. Un equipo de científicos, liderado de forma conjunta por Vikram Ravi (Caltech) y Ryan Shannon (Curtin University) ha observado ahora el más luminoso hasta la fecha, llamado FRB 150807.

Aunque los astrónomos todavía no conocen qué tipo de fenómenos u objetos producen los FRB, el descubrimiento supone un paso más para comprender la difusa red de material poco brillante que existe entre las galaxias, llamada la red cósmica. "Dado que los FRB como el que hemos descubierto se producen a miles de millones de años-luz de distancia, nos ayudan a estudiar el Universo que hay entre ellos y nosotros", explica Ravi. "Casi la mitad de la materia visible se supone que se halla dispersa por el espacio intergaláctico. Aunque la materia no es normalmente visible para los telescopios, puede ser estudiada utilizando FRB".


Cuando los FRB viajan por el espacio, atraviesan el material intergaláctico y son distorsionados, de la misma forma en que la atmósfera terrestre produce el parpadeo aparente de una estrella al distorsionar su luz. Observando estos estallidos, los astrónomos pueden conocer detalles sobre las regiones del Universo que atraviesan en su viaje hacia la Tierra. FRB 150807 parece que ha sido poco distorsionado por el material de su propia galaxia, lo que demuestra que el medio intergaláctico en esta dirección no es más turbulento de lo que habían predicho los teóricos inicialmente. Este es el primer estudio directo de la turbulencia en el medio intergaláctico.

Los investigadores observaron FRB 150807 mientras monitorizaban un púlsar cercano (una estrella de neutrones que gira y emite un haz de ondas de radio y otra radiación electromagnética) en nuestra galaxia. "Gracias al sistema de detección en tiempo real desarrollado por la Universidad de Tecnología Swinburne, encontramos que aunque el FRB se halla un millón de veces más lejos que el púlsar, los campos magnéticos las direcciones hacia ellos parecen idénticos", comenta Shannon. Esto refuta algunas hipótesis acerca de que los FRB se producen en ambientes densos con intensos campos magnéticos. El resultado proporciona una medida del magnetismo en el espacio entre galaxias, un paso esencial para determinar cómo se producen los campos magnéticos cósmicos.http://observatori.uv.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada