lunes, 7 de noviembre de 2016

La ionosfera de Marte está influenciada por campos magnéticos de la corteza

Mapa del magnetismo de la corteza de Marte realizado con el satélite Mars Global Surveyor de NASA. Los colores representan la medida del campo magnético y muestran su variación por la superficie. Mars Express ha estudiado ahora su influencia sobre la ionosfera del planeta. Crédito: NASA.
Bolsas de magnetismo dispersas por la superficie de Marte tienen una influencia importante sobre la alta atmósfera del planeta, en concreto sobre la ionosfera, según observaciones de la nave Mars Express de ESA. Comprender estos efectos puede ser crucial para la seguridad de las comunicaciones por radio entre Marte y la Tierra y, eventualmente, entre exploradores sobre la superficie del planeta.

El Planeta Rojo posee numerosas bolsas de magnetismo intenso encerradas dentro de su corteza, restos de sus primeros días. El Marte moderno puede ser famoso por su relativa carencia de magnetismo, pero el Marte joven era un mundo muy diferente; era probablemente más cálido y húmedo, con una atmósfera más densa y un núcleo más caliente. Los científicos piensan también que tenía un campo magnético importante, producido por el movimiento de circulación de material fundido dentro de su núcleo (lo que se conoce como una dinamo magnética).


Este campo global se apagó hace tiempo, probablemente a medida que el núcleo se enfriaba y solidificaba, deteniendo la dinamo, pero el planeta todavía muestra zonas anómalas con un fuerte magnetismo residual desperdigadas por su superficie, conocidas como "campos de la corteza". Así, partes de la corteza y las rocas de Marte siguen magnetizadas hoy en día debido a un fenómeno conocido como ferromagnetismo, que perdura incluso cuando el campo magnético externo ya no está presente (como ocurre en Marte). La corteza de Marte se enfrió por debajo de una temperatura específica cuando la dinamo del núcleo, y por tanto su campo magnético, todavía estaba presente y activo, produciendo un magnetismo residual que quedó encerrado de forma permanente dentro de material ferroso (que contenía hierro) de la corteza.

Mars Express ha descubierto ahora que los campos magnéticos residuales de Marte afectan al movimiento y dinámica del plasma de la ionosfera, influyendo en como circula, se acumula y escapa al espacio. La ionosfera se halla en la frontera entre la baja atmósfera y el viento solar, que inunda el espacio desde el Sol. El viento solar también arrastra el campo magnético hacia el Sistema Solar, creando el campo magnético interplanetario (IMF). Cuando llega cerca de Marte, las líneas de campo del IMF pueden conectar con las líneas de campo que emanan de algunas regiones de la corteza de Marte (un proceso conocido como "reconexión magnética"). Este proceso permite que el plasma suba hacia arriba por las líneas recién creadas y escape al espacio, creando cavidades estrechas dentro de la ionosfera de Marte que se hallan relativamente vacías de electrones.

"Las comunicaciones de radio en frecuencia corta pueden verse afectadas por la variabilidad de la ionosfera de Marte, especialmente alrededor de los campos de la corteza más intensos, y lo que sabemos de esto todavía es incompleto", explica Dmitri Titov (ESA). "Conocer más sobre el ambiente magnético y el plasma de Marte es clave".http://observatori.uv.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada