jueves, 10 de noviembre de 2016

La dieta de hambre de un agujero negro debilita una galaxia brillante

Imagen de la galaxia Markarian 1018 tomada en luz del óptico (rojo, verde y azul) y en rayos X (mostrados en color púrpura). Crédito: rayos X de NASA/CXC/Univ of Sydney/R.McElroy et al; óptico de ESO/CARS Survey. 
Un equipo de astrónomos podría haber resuelto el misterio del peculiar comportamiento volátil de un agujero supermasivo situado en el centro de una galaxia. Los datos combinados del observatorio Chandra de rayos X y de otros observatorios sugieren que el agujero negro ya no recibe suficiente combustible para hacer que sus alrededores brillen intensamente.


Muchas galaxias poseen un núcleo extremadamente brillante, alimentado por el material que se precipita hacia un agujero negro supermasivo. Estos objetos, llamados núcleos activos de galaxias o AGN, son de los más brillantes del Universo. Los astrónomos los clasifican en dos tipos principales en base a las propiedades de la luz que emiten. Un tipo de AGN tiende a ser más brillante que el otro. El brillo se piensa que depende del gas y del polvo que rodea y oscurece al AGN, o podría ser intrínsicamente poco brillante debido a que el ritmo de alimentación del agujero negro supermasivo es bajo.

Se ha observado que algunos AGN cambian una vez entre estos dos tipos en el transcurso de solo 10 años, un abrir y cerrar de ojos en términos astronómicos. Sin embargo, el AGN asociado con la galaxia Markarian 1018 destaca por haber cambiado dos veces de tipo, de AGN débil a brillante en la década de 1980 y luego de nuevo a un AGN débil en los últimos cinco años. Sólo se ha observado este cambio completo de ciclo en un puñado de AGN, pero ninguno ha sido estudiado con tanto detalle. Durante el segundo cambio de tipo, Markarian 1018 se hizo ocho veces más débil en rayos X, entre 2010 y 2016.

Las observaciones desde tierra con el telescopio Very Large Telescope (VLT) permitieron descartar que el aumento de brillo hubiera sido producido por el agujero negro al tragar una única estrella. Los datos del VLT también arrojaban dudas sobre el hecho de que posibles cambios en su oscurecimiento debidos al gas que lo rodea fueran los responsables de la variación en el brillo. Este último extremo ha sido corroborado con los datos de Chandra. Por el contrario, modelos de las observaciones realizadas en el óptico y en luz ultravioleta con el Hubble, el satélite GALEX y el catálogo SDSS de los estados brillante y débil demostraron que el AGN se ha debilitado porque al agujero negro le faltaba material que tragar. Esta inanición también explica el debilitamiento del AGN en rayos X. La falta de material podría ser explicada por las perturbaciones debidas a la presencia de un segundo agujero negro supermasivo en el sistema.http://observatori.uv.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada