viernes, 14 de octubre de 2016

Estrellas con tres discos de gas donde se forman planetas

Observaciones con el telescopio ALMA del gas alrededor de dos estrellas llamadas IRS 43. Los colores son una ilustración. El gas se desplaza en órbita alrededor de las estrellas, resaltadas en amarillo. El gas que se está alejando de nosotros es representado en color rojo, mientras que el que se está acercando es mostrado en azul. Las posiciones de los discos vienen indicadas por las líneas punteadas. Crédito: Christian Brinch, NBI, KU.
Una estrella con un anillo de planetas en órbita a su alrededor, ésa es la imagen que conocemos de nuestro Sistema Solar y de muchos de los miles de exoplanetas observados en años recientes. Pero ahora, investigadores del Instituto Niels Bohr han descubierto un sistema que tiene dos estrellas con tres discos de acreción giratorios donde se forman planetas. Es una estrella binaria en la que cada estrella posee su propio disco de formación de planetas y, además, tienen un disco mayor que comparten. Los tres discos no están alineados entre sí.


Un sistema solar se forma a partir de una gran nube de gas y polvo. La nube condensa y se hace tan compacta que acaba colapsando en una gran bola de gas situada en el centro. Aquí la presión calienta la materia y crea una resplandeciente bola de gas, una estrella. El resto de la nube de gas y polvo gira como un disco alrededor de la estrella recién formada. En este disco giratorio , el material empieza a acumularse y formar concentraciones cada vez mayores, que al final se convierten en planetas.

A menudo no son una sino dos las estrellas que se forman en la densa nube de gas y polvo. Es lo que se llama una estrella binaria y se mantienen unidas por su atracción gravitatoria mutua, girando una alrededor de la otra. Aproximadamente la mitad de todas las estrellas son binarias y pueden tener cada una un disco giratorio de gas y polvo.

Pero ahora los investigadores han observado algo muy inusual: una estrella binaria con no sólo dos, sino tres disco de gas. “Las dos estrellas recién formadas tienen ambas el tamaño de nuestro Sol y cada una posee un disco giratorio de gas y polvo similar al tamaño de nuestro Sistema Solar. Además tienen un disco compartido que es mucho mayor y que cruza por encima de los otros dos discos. Los tres discos están escalonados y esto rompe con todo lo que hemos visto hasta ahora”, comenta Christian Brinch (Universidad de Copenague).http://observatori.uv.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada